sombras 2.pngUN LÍDER DE CONVICCIONES 
Reseña: Tim Challies

Definitivamente no enfrentamos una escasez de libros sobre liderazgo. Estos títulos tienen secciones propias en las grandes librerías, llenan las tiendas de libros de los aeropuertos y aparecen en las listas de superventas con una regularidad predecible. Al igual que los libros sobre la oración o sobre la crianza y un puñado selecto de otros temas, pareciera que simplemente no puede haber demasiados. Cada líder quiere liderar mejor así como cada orador quiere orar mejor. Si hay un poco de escepticismo en los lectores respecto a que pueda faltar algo que tratar sobre el liderazgo, pueden ser perdonados.

Sin embargo, como Albert Mohler demuestra en Un líder de convicciones, no todos los caminos han llegado hasta el final. Él comienza este libro con una advertencia al lector que es al mismo tiempo un desafío para sí mismo como autor: «Mi objetivo es cambiar tu manera de pensar respecto al liderazgo. No pretendo meramente añadir una voz a la conversación, quiero cambiar en esencia la manera en que se entiende y se practica el liderazgo». ¡Nadie puede acusarlo de estar apuntando demasiado bajo! Extraordinariamente, al menos en mi evaluación, él logra lo que se propuso hacer: hacer de Un líder de convicciones un libro únicamente importante.

En las primeras páginas, Mohler mide la enorme industria de liderazgo y señala que en todo lo útil que se ha dicho respecto al liderazgo, el problema central es: «...La falta de atención a lo que los líderes creen y a la razón por la que esto es fundamental». Su carga es: «…Redefinir el liderazgo cristiano de modo tal que sea inseparable de las creencias que sostienen con pasión, y motivar a aquellos que están profundamente comprometidos con la verdad y alistarlos para el liderazgo. Quiero ver levantarse una generación que lidere con convicción y, al mismo tiempo, que sea impulsada por la convicción a liderar. La generación que lo logre pondrá al mundo en llamas».

Al centro del tipo de liderazgo que Mohler defiende se encuentra lo que él denomina «la inteligencia por convicción». Este no es un tipo de inteligencia innata, sino una que debe ser desarrollada al sumergirse profundamente en la verdad de la Biblia y en aprender a pensar como un cristiano. Es, en su esencia, madurez cristiana. «Para un líder cristiano, estas convicciones deben extraerse de la Biblia y deben adquirir la forma del evangelio. Nuestra convicción suprema es que todo lo que hacemos se dignifica y magnifica porque fuimos creados para la gloria de Dios. Fuimos hechos para su gloria y esto quiere decir que cada uno de nosotros tiene un propósito divino. Un líder cristiano encuentra pasión en las grandes verdades de la fe cristiana; especialmente, en el evangelio de Jesucristo».
 
El líder debe ser implacable en su búsqueda de la verdad y en la aplicación de la verdad en su vida y en su organización. A lo largo de los veinticinco cortos capítulos, Mohler describe el tipo de carácter que debe marcar al líder y que mira a habilidades, hábitos y ejercicios intelectuales específicos que pueden marcar toda la diferencia entre un líder mediocre y uno grande. Él escribe sobre la importancia de ganar y de mantener la credibilidad, de desarrollar el intelecto, de tomar decisiones sabias e incluso de enfrentar las nuevas realidades del mundo digital.
 
Uno de los aspectos más convincentes de Un líder de convicciones es su naturaleza semibiográfica, que es exactamente lo que debe ser. Mohler ha enfrentado grandes desafíos de liderazgo, el mayor de ellos sin duda fue ser llamado (cuando apenas comenzaba a vivir sus treinta años) a liderar uno de los seminarios más importantes de Estados Unidos. Mientras toma muchos ejemplos de la historia y, especialmente de la historia británica, también saca muchas lecciones de sus propios éxitos y fracasos.
 
No obstante, lo que más aprecio es que Mohler toma una enorme cantidad de literatura académica y de nivel popular sobre liderazgo, extrae lo que es más valioso, y luego lo pone todo en el contexto de la Escritura. Desde la primera hasta la última página, aplica la Escritura al liderazgo, creando una comprensión que es minuciosa y completamente bíblica. Este libro está verdaderamente centrado en el Evangelio; el Evangelio no es un anexo del libro, sino que el centro.
 
He leído todos los libros de Mohler y estoy convencido de que este es el mejor que ha escrito. Cada uno de sus libros anteriores han sido útiles en lo que les concierne, pero generalmente son sermones o publicaciones de blog readaptadas y han cargado con el peso de medios mixtos. Un líder de convicciones tiene todas las marcas de una obra original, rebosante de sabiduría y empapado de pasión. Este es Mohler en su hábitat más natural, haciendo lo que mejor hace. Si eres un pastor o un anciano, si eres dueño de una empresa o un director ejecutivo, si estás en cualquier tipo de liderazgo, estoy convencido que este libro transformará la manera en que lideras. Te recomiendo encarecidamente que lo leas.

  

Un líder de convicciones: 25 principios para un liderazgo relevante. Albert Mohler. B&H Español, 240 páginas.

 

Esta reseña fue publicada originalmente en Tim Challies. | Traducción: María José Ojeda


tim.jpg
Tim Challies es un seguidor de Jesucristo, esposo de Aileen y padre de tres niños. Se congrega y sirve como pastor en Grace Fellowship Church en Toronto, Ontario. Es autor de cinco libros, entre los cuales puedes encontrar: Discernimiento: una disciplina práctica y espiritual, Limpia tu mente y Haz más y mejor; es  cofundador de Cruciform Press y escribe regularmente en challies.com.


¡COMPARTE ESTA RESEÑA!