portada disco.png
UN CORAZÓN EN EL PADRE
Reseña: David Vilches
 
«La iglesia canta lo que cree y en ese cantar crece la pasión por su fe». Estas son las palabras iniciales con las que el equipo de música y adoración de Iglesia Uno presenta su primer disco  en su versión física, y esta frase resume brevemente el carácter de este: proclamar con fidelidad la Palabra de Dios y la obra redentora de Cristo, además de hacerlo con gran pasión y calidad interpretativa.
 
Iglesia Uno es parte de la Iglesia Presbiteriana de Chile, y se ubica actualmente en el centro cultural de Santiago, con dos congregaciones: Una en el Barrio Bellas Artes y otra en el Barrio Yungay. Este contexto se refleja en el estilo musical del disco, por medio de 12 canciones de rock alternativo (en su mayoría), pero que a su vez, no deja de ser apto para cualquier tipo de oyente, siendo respetuosos con lo que se canta y priorizando la comunicación del contenido, ya que al ser «un disco de una iglesia local para iglesias locales», tal como ellos mismos lo describen, está pensado para ser compartido con otras congregaciones y para mostrar las alabanzas que son cantadas regularmente por esta iglesia.
 
Un corazón en el Padre, fue compuesto por miembros de Iglesia Uno, e interpretado por ellos mismos (no siendo todos músicos profesionales). Esto último nos da otra impresión de la intención del disco: ser cercano a la realidad de muchas de nuestras iglesias, y a su vez ser un llamado a volcarnos al Evangelio y a Cristo, el centro de nuestra adoración. Una muestra de esto es la canción «Desde la eternidad», cantada desde el nosotros (la comunidad eclesiástica), hacia nuestro Dios soberano, que creó el plan perfecto de la redención para poder adorarle y «reconocer su santidad, su justicia, su verdad, su amor, su gracia y su eterna bondad» a través de la obra de Jesús. Otras canciones rescatan tradiciones importantes de la iglesia, tales como el Credo Apostólico a través de la canción «Creo», o también una muy buena interpretación del «Padre Nuestro».
 
Por otra parte, canciones como «Abba Padre», «Tu palabra» y «Ante Ti», que si bien pueden ser cantadas congregacionalmente, también pueden ser usadas para tener gratos momentos de reflexión personal y comunión con Dios. Estas canciones nos llaman a presentarnos con humildad delante de Él, reconociendo que si no fuera por su «gracia violenta» no tendríamos cómo alcanzar la redención.
 
En conclusión, los invito a escuchar Un corazón en el Padre con un corazón abierto a ser bendecidos por la gracia que Dios dio a estos hermanos, quienes siendo iluminados por medio de la Escritura, nos entregan este set de canciones que buscan proclamar únicamente la gloria de Dios. También, te invito a no ser tan crítico con la calidad de la mezcla y las interpretaciones, ya que como mencionaba antes, no todos son profesionales, más bien te invito a celebrar el ejemplo de amor por el Reino de Dios que estos hermanos nos dan al animar a la iglesia por medio de los talentos tan preciosos que Él les dio, y que con la correcta motivación, buscan que en nuestras iglesias locales podamos crear buena música por Él y para Él.
 
«Te alabamos Rey y Señor de la creación y Cabeza de la iglesia porque ya tenemos el tesoro mayor en Ti y no necesitamos nada más. Te agradecemos, buen Padre, porque Cristo ya cumplió toda justicia y su sacrificio fue suficiente para agradarte eternamente; jamás nuestros esfuerzos podrán completar esta obra que ya está completa. Nuestro clamor es que este disco, por lo tanto, sea utilizado por tu Espíritu para edificar la vida de creyentes y comunidades que te adoran y te sirven. Oramos en Cristo, nuestra justicia y redención. Amén».
 
Encuentra Un corazón en el Padre, de Iglesia Uno en:

 


david.png

David Vilches es el Director Creativo de Acceso Directo, miembro de la Iglesia Presbiteriana de Chile, Jesús el Buen Pastor, en la comuna de La Cisterna, Santiago. Es Diseñador Gráfico de profesión y sirve además en dos proyectos paralelos: Testifica!, dedicado al diseño, y Cárcava, un proyecto musical dedicado a la renovación de himnos y apoyo a las actividades de su denominación.


¡COMPARTE ESTA RESEÑA!