1.pngUN PLAN FAMILIAR PARA COMBATIR LA PORNOGR

Tim Challies

Soy padre de tres hijos que forman parte de la generación digital. Se sienten tan cómodos con los iPads como yo con un libro y solo han conocido un mundo en donde casi todos tenemos teléfonos celulares todo el tiempo, donde Facebook es un rito de iniciación adolescente, donde cada casa tiene cinco, diez o doce dispositivos con los que se puede acceder al resto del mundo por medio de Internet. Sin embargo, conozco los peligros que merodean ahí y que esperan atraerlos.

Quiero proteger a mis hijos en un mundo como este, pero quiero hacer más que eso. Quiero discipular a mis hijos para que vivan virtuosamente, para que usen estas nuevas tecnologías con propósitos buenos en lugar de malos. Creo que esto es una parte crucial de mi llamado como padre. Para abordar esta gran necesidad, he armado algo a lo que llamo Un plan familiar para combatir la pornografía. Es un plan diseñado para proteger a mis hijos de los peligros de Internet con el fin de entrenarlos en el buen uso de sus dispositivos y tecnologías.

Un plan familiar para combatir la pornografía

Un plan riguroso necesita considerar tres tipos de dispositivos:

  • Dispositivos fijos: estos son los dispositivos que solo se ocuparán en casa. Entre ellos están las computadoras de escritorio en la oficina de la casa o los televisores con conexión a Internet y las consolas de videojuego. Los padres pueden tener un nivel de control significativo sobre estos dispositivos.
  • Dispositivos móviles: estos son las computadoras portátiles, las tablets, los teléfonos inteligentes y otros dispositivos que pueden usarse en casa pero también fuera de ella, en cualquier lugar. Los padres pueden tener un menor grado de control sobre estos dispositivos.
     
  • Dispositivos de otras personas: estos son las computadoras que los niños podrían usar en la casa de otra persona o en las tablets que otros niños podrían mostrarles a sus amigos. Los padres no tienen ningún control sobre estos dispositivos.

En todo esto hay dos objetivos generales: prevenir que aquellos que quieren buscar pornografía la encuentren y proteger a aquellos que no quieren encontrarla pero que de una u otra manera están expuestos a ella; frustrar a quienes quieren ver porno y proteger a quienes no quieren verlo. Y aunque el plan está preparado específicamente para combatir la pornografía, también ayudará a combatir otros peligros que hay en Internet.

El plan familiar para evitar la pornografía tiene cuatro pasos: planificación, preparación, reunión y monitoreo.

Planificación

Un antiguo refrán dice: si fallas en planificar, planeas fallar. El refrán se aplica bien a lo que intentamos llevar a cabo aquí. Un plan exitoso necesitará considerar cada dispositivo que hay en tu hogar que combine una conexión a Internet con una pantalla. Comencemos a trabajar.

Paso 1: haz un inventario

Necesitas saber exactamente cuántos dispositivos con conexión a Internet tienes en tu casa. Para hacer esto, necesitas hacer un inventario. Haz una lista de todos los dispositivos con conexión a Internet que tienes: computadoras de escritorio, computadoras portátiles, tablets y teléfonos inteligentes. No olvides la Playstation 3, la Xbox, los televisores inteligentes, Apple TVs, iPods y las e-reader tablets. Incluso en un dispositivo Kindle se pueden hacer búsquedas de Internet. Hace poco, una familia contó lo impactados que estaban después de hacer esto, pues descubrieron que tenían ¡22 dispositivos que considerar!

Paso 2: considera el presupuesto

Decide si es que puedes gastar dinero mensual, regular y frecuentemente en la seguridad de Internet. Cuando acceder a la pornografía solía tener un costo monetario, hoy muchas veces evitarlo tiene un costo monetario. Un presupuesto de USD$20 a USD$25 al mes le permitirá a tu familia aprovechar las opciones preferenciales.

Paso 3: descubre

Ahora que has hecho tu inventario y que tienes una mejor idea de los dispositivos que tu plan necesita considerar, es momento de descubrir las opciones disponibles para proteger a aquellos que los usan. Hay cuatro características generales de protección que están disponibles para nosotros:

  • Filtración. La filtración detecta y bloquea contenido inadecuado (por ejemplo: si tu hijo realiza una búsqueda en Internet de «chicas desnudas», bloqueará la búsqueda; si tu hijo hace clic por error en un enlace que lleva hacia una página web pornográfica, bloquea el acceso al sitio).
  • Rendición de cuentas. Existe un software de rendición de cuentas que rastrea las páginas web visitadas en los diferentes dispositivos y luego elabora y entrega reportes constantes (por ejemplo, si tu hijo visita una página web pornográfica y realiza una búsqueda de «chicas desnudas», este software lo notará y lo incluirá en el reporte que te enviarán por correo).
  • Controles parentales. Los controles parentales bloquean ciertas funciones de los dispositivos modernos (por ejemplo, impedir el uso del buscador de Internet en un iPod Touch; impedir el uso de la aplicación de Facebook en una tablet).
  • Comunicación. No podemos depender de la tecnología para resolver todos nuestros problemas, por eso el plan también debe incluir una comunicación constante, intencionada y abierta.

Puesto que ninguno de ellos ofrece una protección completa, un plan sabio debe tener la combinación de los cuatro. El plan familiar para combatir la pornografía usa las siguientes herramientas:

  • OpenDNS [software disponible solo en inglés]. OpenDNS usa filtros para bloquear automáticamente páginas web inadecuadas para cada dispositivo conectado a la red de tu casa. Se activa al hacer un pequeño cambio en el router que tienes.
  • Covenant Eyes [software disponible solo en inglés]. Covenant Eyes rastrea las páginas web visitadas por los computadores de tu casa y envía reportes constantes por correo electrónico; también ofrece un filtro opcional que puede ser configurado específicamente para cada miembro de tu familia.
  • Controles parentales. Los controles parentales le permiten a los padres desactivar algunas funciones en los dispositivos.
  • Reuniones. La herramienta más indispensable es la comunicación continua, intencionada y abierta entre los padres y sus hijos.

Paso 4: discute

Antes de comenzar a implementar el plan, podría ser una buena idea reunirte con tu familia para explicarles lo que estás a punto de hacer y lo que esperas lograr con ello. Le causarás molestias a tu familia y pondrás reglas que los impactarán, por lo que sería sabio discutir estas cosas con ellos.

Preparación

Comencemos a poner este plan en acción. Esto podría tomar un par de horas, por lo tanto, aparta un tiempo y prepárate un café, y ¡manos a la obra!

Paso 1: crea contraseñas

Contraseña maestra. Lo primero en la lista es crear tu contraseña maestra. Tu plan completo podría fallar si eliges una mala contraseña o fallas en protegerla. Crea una buena contraseña (algo que sea difícil de adivinar y que combine letras con números) y asegúrate de guardarla en un lugar seguro si es que no tienes certeza de recordarla. También necesitarás crear una contraseña maestra de cuatro dígitos para los dispositivos móviles. 

Contraseñas familiares. Además necesitarás crear una contraseña para algunas personas de tu casa. Crea contraseñas que sean fáciles de recordar para ellos, pero difíciles de adivinar para otros. Asegúrate de registrar estas contraseñas en un lugar seguro. Si tus hijos usan dispositivos móviles, también podrías necesitar crear contraseñas para que tus hijos usen esos dispositivos (normalmente un código de cuatro dígitos). Nuevamente, asegúrate de que sabes esos códigos y de guardarlos en un lugar seguro.

Paso 2: regístrate y crea cuentas

Al tener las contraseñas listas, es momento de registrarse en los servicios que usarás.

OpenDNS. Comenzaremos con OpenDNS.

  • Visita la página web de OpenDNS (www.opendns.com) y regístrate para poder usarlo. Busca OpenDNS Family Shield que es bastante bueno para comenzar y es gratis. Una alternativa es usar OpenDNS Home VIP que es una solución opcional y preferencial y cuesta USD$19,95.
  • Crea un usuario para ti usando tu contraseña maestra.
  • Mira las diferentes opciones de filtrado y selecciona aquellas que son apropiadas para tu familia. Lo que sea que selecciones aquí se aplicará a todos los dispositivos que accedan a Internet en la red de tu hogar.
  • Nota: lo mejor sería seleccionar el filtro que bloquea más en vez de menos cosas y aflojarlo si es que y cuando encuentres que está bloqueando demasiados sitios web.

 Covenant Eyes. Ya te registraste para filtrar las páginas web; ahora es momento de registrarte en el software de rendición de cuentas. 

  • Agrega a cada miembro de tu familia como usuario y asígnales las contraseñas que creaste para cada uno de ellos.
  • Registra cada usuario para monitorear la rendición de cuentas y configura el envío de reportes a tu correo electrónico cada 3 o 7 días. Escoge un nivel de rendición de cuentas apropiado para su edad y madurez.
  • Si quieres tener un filtro para un usuario específico además del filtro general de OpenDNS, configúralo también. Usa un nivel de filtro apropiado para la edad y la madurez de cada persona. También podría ser sabio deshabilitar el acceso a Internet durante ciertas horas (por ejemplo, deshabilitar todo acceso a Internet para tus hijos después de las 21:00h y antes de las 7:00h).
  • Nota: lo mejor es seleccionar el filtro y la rendición de cuentas que más bloquea y que más reporta y aflojar los niveles de filtro siempre y cuando se haya transformado en algo engorroso.

Computadoras. Ahora necesitas crear cuentas de usuario en cada una de las computadoras de escritorio y portátiles que tengas en tu casa (y en las tablets si es que permiten tener más de un usuario).

  • En cada computadora de tu casa necesitarás crear una cuenta para cada persona que lo use. Esto quiere decir que si hay cinco personas en tu familia y cada una de ellas usa el computador, necesitarás crear cinco cuentas (una para cada uno).
  • Crea una cuenta para ti usando la contraseña maestra y asegúrate de ser el administrador.
  • Luego crea una cuenta de usuario para cada miembro de la familia usando la contraseña que creaste para ellos; asegúrate de que no puedan ser administradores. 

Permíteme hacerte una advertencia: este paso puede ser laborioso, especialmente si tienes muchas computadoras. ¡Persevera!

Paso 3: instala el software

Ahora que hemos creado nuestras cuentas, podemos instalar y activar OpenDNS y Covenant Eyes.

Instala OpenDNS en tu router. OpenDNS se activa con un simple cambio en el router de tu casa y se maneja a través de una interfaz en línea en www.opendns.com. Necesitarás visitar la página web de OpenDNS para aprender cómo cambiar la configuración apropiadamente. Apenas lo hagas, tu filtro se activará. Así de simple, ya comenzaste a proteger a tu familia.

Instala Covenant Eyes en cada computadora portátil y de escritorio que haya en tu casa. Visita www.covenanteyes.com, entra a tu cuenta, descarga el software apropiado e instálalo. Entra en cada cuenta de cada computador y asegúrate de que el software Covenant Eyes esté funcionando apropiadamente (busca el ícono de «un ojo abierto»).

Dispositivos móviles. Si decidiste permitir acceso al buscador en tus dispositivos móviles, instala el buscador de Covenant Eyes en esos dispositivos (como de costumbre puedes descargar la aplicación desde la tienda de aplicaciones). Nota: si quieres tener Covenant Eyes en tus dispositivos móviles, también necesitarás usar los controles parentales (ver más adelante) para bloquear el acceso a cualquier otro buscador en esos dispositivos.

Consolas de videojuegos. Quita el acceso al buscador de Internet en todas las consolas de videojuegos. Además, considera sacar el acceso a YouTube, Netflix y otros sitios de videos.

Otros dispositivos. Revisa tu inventario y ve qué otros dispositivos necesitas considerar. Tu plan solo será exitoso si atacamos cualquier debilidad.

Paso 4: aplica controles parentales

Configura controles parentales en todos los dispositivos móviles. Para hacer esto efectivo en los dispositivos de tus hijos, necesitarás configurar una contraseña de control parental y usarla para asegurarte que solo tú tienes acceso a los controles parentales. Estas son las configuraciones que recomiendo para los dispositivos que usan tus hijos:

  • Asegúrate de que los dispositivos se bloqueen apenas dejen de usarse.
  • Desactiva la búsqueda de Internet. Si tus hijos necesitan hacer una búsqueda en Internet, instala el buscador de Covenant Eyes y usa los controles parentales para bloquear el acceso a cualquier otro buscador.
  • Desactiva la opción para instalar nuevas aplicaciones sin ingresar tu contraseña.
  • Deshabilita la opción de cambiar su propia contraseña o la información de su cuenta.
  • Considera desactivar Facebook, Twitter y otras aplicaciones de redes sociales (ya que estas aplicaciones a menudo tienen un buscador incorporado que les permitirá visitar páginas web evitando cualquier software de rendición de cuentas).
  • Considera deshabilitar el acceso a la cámara si te preocupa que tus hijos puedan usarla incorrectamente. Sé especialmente cuidadoso con las aplicaciones que combinan las redes sociales con una cámara (Snapchat, Instagram, etc.).

¡Felicidades! Terminaste. Sabes qué dispositivos tienes en tu casa y has considerado cada uno de ellos al instalar software de filtración y rendición de cuentas. Existe solo un problema: ¡toda tu familia está disgustada contigo! Así que ahora es tiempo de tener esa reunión familiar.

Reunión

Tendemos a creer que los problemas causados por la tecnología pueden ser resueltos con más tecnología. No obstante, lo más fuerte, lo mejor y lo que perdura más que incluso la mejor tecnología es el carácter.

Sugiero tener una reunión familiar general ocasional para discutir el sistema y reuniones personalizadas regularmente con tus hijos para hacerles las preguntas específicas y pedirles una retroalimentación específica.

Paso 1: la reunión familiar

El contenido real de la reunión familiar dependerá en cierto grado de la edad de tus hijos. Estas son algunas ideas de puntos a tratar:

  • Preocupación. Debido a la preocupación por el bienestar de tu familia, has tomado medidas para protegerlos mientras usan Internet. Explícales que no los ves como criminales o como adictos al porno, sino que deseas protegerlos de los peligros de Internet. Según la edad de tus hijos, este podría ser un buen tiempo para explicarles que existen muchas personas que luchan con la pornografía que es probable que algún día ellos también enfrenten la tentación.
  • Privacidad. Tus hijos —y especialmente los más pequeños— no deben tener expectativas de privacidad cuando usen sus dispositivos. Deberían saber que tendrás la libertad de revisar sus dispositivos sin su permiso y que sus acciones en Internet van a generar reportes que vas a revisar. Estás haciendo esto porque los amas y porque quieres protegerlos.
  • Contraseñas. Todos necesitan saber la importancia de las contraseñas y las expectativas que tienes de que ellos protejan las suyas. No debiesen compartir sus contraseñas con sus hermanos o con sus amigos.
  • Preparación. Necesitas contarle a tus hijos sobre la seguridad de Internet fuera de casa. Habla con ellos sobre lo que deben hacer si están usando dispositivos en las casas de otras personas. Explícales qué deben hacer si alguien les muestra material pornográfico u otro material inapropiado.
  • Mamá y papá. Si han decidido establecer los mismos estándares para ustedes mismos —usar un software de filtración y de rendición de cuentas (¡algo que recomiendo!)— este es un buen momento para explicárselo a sus hijos.

Paso 2: reuniones personalizadas

Los padres y sus hijos se beneficiarán tremendamente al tener conversaciones constantes sobre los peligros y las preocupaciones de Internet. Las conversaciones variarán muchísimo según la edad y el nivel de madurez de su hijo. Estas son algunas preguntas que podrías considerar hacer:

  • ¿Puedes acceder a todo lo que necesitas acceder en Internet?
  • ¿Te sientes tentado a buscar cosas en Internet que sabes que no debes buscar?
  • ¿Sabes si tus amigos están mirando pornografía y están hablando sobre eso?
  • ¿Has visto pornografía desde la última vez que nos juntamos?

Confío en que te has preparado para recibir rechazo o frustración, en especial al principio. Tus hijos probablemente descubrirán que no pueden entrar a ciertos sitios o que necesitan ingresar contraseñas donde antes no. Tu cónyuge podría descubrir que no puede acceder a algunas páginas a las que quisiera entrar. Persevera y aborda cada asunto a medida que aparece.

Monitoreo

El plan está en ejecución y tu familia ahora está siendo beneficiada por cierto nivel de protección. Sin embargo, este no es un plan que puedas poner en marcha y simplemente dejar que tome su propio curso. Requiere monitoreo y mantención.

  • Reportes de Covenant Eyes. Covenant Eyes te enviará reportes constantes. No esperes que esos reportes sean tan útiles como te gustaría que fueran. Necesitarás tomarte un tiempo (dos o tres minutos) para leer cuidadosamente el reporte buscando cualquier cosa que parezca inadecuada. Investiga con cualquiera de tus hijos cuyo reporte muestre una bandera roja.
  • Reportes de OpenDNS. OpenDNS también realiza reportes, en ellos se pueden encontrar las páginas y las búsquedas que ha bloqueado. Aunque no sepas quién es el responsable de esos bloqueos, harías bien en vigilarlos, buscar patrones, etc.
  • Reajuste. A medida que tus hijos crecen, te darás cuenta de que tendrás que reajustar sus privilegios. También descubrirás que a medida que crecen enfrentarán mayores tentaciones lo que requerirá menos privilegios. Ten la disposición de hacer reajustes según corresponda.
  • Mantención. Covenant Eyes actualiza su software regularmente. Cuando hagan esto, sería bueno que instales las nuevas actualizaciones.

Conclusión

Y este es el plan familiar para combatir la pornografía. Armarlo toma un par de horas de arduo trabajo, pero es un tiempo bien invertido. Aun así, este plan no es infalible (ningún plan es completamente infalible). Siempre habrá maneras de transgredir el plan para quienes están determinados a encontrar esas maneras. Covenant Eyes ocasionalmente bloqueará cosas inofensivas; OpenDNS a veces fallará en filtrar algo que obviamente debió haber filtrado. Sin embargo, el plan será suficiente para la mayoría de las familias en la mayoría de las circunstancias. Vas por buen camino en la forma de entrenar y proteger a tus hijos.

 

Este recurso fue publicado originalmente en Tim Challies. | Traducción: María José Ojeda

 Descargar PDF 



tim.jpg
Tim Challies es un seguidor de Jesucristo, esposo de Aileen y padre de tres niños. Se congrega y sirve como pastor en Grace Fellowship Church en Toronto, Ontario. Es autor de cinco libros, entre los cuales puedes encontrar: Discernimiento: una disciplina práctica y espiritual, Limpia tu mente y Haz más y mejor; es  cofundador de Cruciform Press y escribe regularmente en challies.com.


¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!