“Estamos tristes, pero no desesperados”

Hace dos años, miles de cristianos tuvieron que abandonar Nínive debido a la invasión del Estado Islámico. Ahora realizan una cadena de oración por la reanudación de Mosul.

foto-2.jpg

22 DE AGOSTO DEL 2016, IRAK

Dos años han pasado desde que las llanuras de Nínive fueron invadidas por los soldados del Estado Islámico, miles de cristianos tuvieron que huir de la ciudad. Las fuerzas iraquíes tienen la intención de tomar varias regiones, como Mosul, la iglesia se mantiene en oración para que esto suceda pronto. Los dias 6 y 7 de agosto, los cristianos que se desplazaron, organizaron una reunión especial para conmemorar el "Día Negro", cuando dejaron todo: sus comunidades, sus casas y todas sus pertenencias. 

Aún que Nínive sea rescatada, nunca más será la misma. Las marcas de destrucción dejadas por los extremistas islámicos son inmensas. Gran parte de la arquitectura ya no existe y es una gran pérdida incluso para los historiadores que consideraban la ciudad como uno de los sitios arqueológicos más grandes del Oriente, con sus más de 750 hectáreas. Parte de la Universidad de Mosul también fue quemada en diciembre de 2014. En febrero de 2015, la biblioteca central de Mosul, construida en 1921, fue destruida en una explosión, miles de manuscritos e instrumentos utilizados por los científicos árabes. Nínive era grande en todos los sentidos, hoy en día, sin embargo, no alberga más los que lo vivieron en ella.

Los ninivitas no se imaginaban que el tiempo de viaje sería tan largo. El período actual ha sido de gran reflexión para ellos. En varios campos de refugiados hubo varios eventos, discursos emocionados y presentaciones que hizo llorar a muchos. Sin embargo, explicaron que todos estos monumentos sirven de esperanza en estos tiempos difíciles que enfrentan. En el campo de la Karamles, que se encuentra al norte de Irak, cruces fueron puestas entre la multitud y muchas canciones se escucharon como si fueran oraciones. "La fe nos libera, estamos tristes, pero no desesperados. Dios está aquí con nuestra gente, todo el tiempo y nos ha protegido de la violencia y nos está manteniendo aquí por un tiempo," dijo Martin un líder cristiano perseguido.

La fe nos acompaña a todas partes

Durante los eventos, también hubo una cena con las familias, ellos compartieron con los demás lo que Dios ha hecho por ellos durante esos dos años. "A pesar de no estar en nuestras casas, podemos vivir nuestra fe en este lugar y seguimos siendo una comunidad de amor y de paz", dijo Martin. "Por supuesto que queremos volver, abrir nuestras puertas y comenzar la reconstrucción. Jesús nos advierte que debemos perdonar. No olvidamos lo que hicieron, pero perdonamos y oramos por ellos", dijo el líder.

Para reforzar este pensamiento de Martin, los aldeanos comenzaron una campaña. En cada tienda hay un cartel que dice "Libere Mosul." Otros cristianos difundieron el lema por la ciudad y pidieron cerrar tiendas y restaurantes durante una hora, y luego caminar con velas, con el fin de llamar la atención de todos a esta campaña. "Esto nos ha ayudado a no dejar de luchar. No queremos sentarnos y entristecernos, queremos empezar a reconstruir aquí donde estamos. Tenemos que aceptar la voluntad de Dios y mostrar a la sociedad de donde viene nuestra esperanza.

Al comienzo de la oración, empiezan a leer el Salmo 40. 1 “Puse en el Señor toda mi esperanza; él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. Me sacó de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano; puso mis pies sobre una roca, y me plantó en terreno firme. Puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios. Al ver esto, muchos tuvieron miedo y pusieron su confianza en el Señor. (Salmo 40: 1-3). 

Usted también puede unirse a nuestros hermanos iraquíes y orar por ellos.

 

Fuente: Open Doors Chile
https://www.opendoorschile.cl/noticias/2016/08/4596815/

 

¡COMPARTE ESTA NOTICIA!
agosto
25 2016